Técnicas en Ability Center - Centro de fisioterapia y rehabilitación en Madrid

 

Cinesiterapia Electrotermoterapia Vendajes funcionales Kabat  
Masoterapia Stretching Drenaje linfático manual (DLM) Tratamiento Miofascial  
Electroterapia Pliegues cutáneos Vendaje neuromuscular Cross Tape  
Punción Seca  
 

 

 

Documento sin título

Masaje infantil

 

El Masaje Infantil es una antigua tradición en muchas culturas que ha sido redescubierta en Occidente. Muchos estudios de investigación, revelan la necesidad del contacto afectivo como parte fundamental de los primeros años de vida, y el Masaje Infantil es uno de los más agradables y fáciles para establecer este primer contacto. Ha sido recomendado y sugerido en muchos estudios para el tratamiento del cólico y puede ser utilizado para este propósito. También se ha sugerido para promover el crecimiento y el desarrollo prematuro de los niños y mejorar la interacción temprana de madre-hijo.

 

 

Beneficios:

 

Preguntas frecuentes:

Se realiza un cuestionario a los papás (nos habla del riesgo que tiene el bebé de tener problemas digestivos y a qué se deben), exploración del bebé, observación de una toma (intentar que la cita coincida con ella, en caso de que la mamá no le dé leche artificial), masaje de contacto con el bebé, revisión de pruebas médicas si las hubiera, resolución de dudas y pautas a seguir por los papás desde esta primera visita hasta la primera sesión de tratamiento.

Evaluación del cumplimiento de las pautas acordadas, masaje infantil (puede enseñarse a los papás para que lo hagan en casa), técnicas de fisioterapia apropiadas a cada caso (masaje relajación, de evacuación, liberación tisular, masaje orofacial para favorecer una correcta succión…). En el caso de la Enfermería, revisión de peso y preguntas a los papás.

La valoración inicial y la primera sesión de tratamiento se realizan dentro de la misma semana, y las restantes sesiones de tratamiento (un máximo de 3-5 sesiones en total), cada 7 días aproximadamente.

La presencia de la madre es imprescindible, la del padre es muy recomendable, sobre todo, en la valoración inicial.

Los cólicos del lactante ocurren entre los 15 días y los 3 meses de vida, resolviéndose casi espontáneamente a partir de esa edad. Generalmente, a partir del 5º mes del bebé, el tratamiento del cólico no es necesario, pero podrían tratarse otros problemas digestivos como estreñimiento, reflujo etc.

Se identifican a grandes rasgos por llanto inconsolable de horas de duración sin ninguna explicación razonable (ha comido, está cambiado… pero llora), sueño intranquilo (encoge brazos y/o piernas, duerme poco tiempo, se sobresalta…), demanda más tomas de lo normal (no se sacia, se cansa muy pronto de mamar, se le nota molesto mientras mama…).

El bebé no va a experimentar dolor con el tratamiento, lo que se busca es justo lo contrario, que se relaje y deje de sentir molestias. El profesional se asegurará de que el bebé está preparado antes de empezar con el masaje.

Aunque el bebé venga recién comido, el masaje se le puede aplicar, por lo que no deben preocuparse de a qué hora tienen la cita y a qué hora come el bebé.

El masaje no produce ningún efecto secundario negativo para el bebé. Le relaja, mejora su tránsito intestinal y le proporciona sensación de confort.

Lo ideal es que el tratamiento comience 3-4 días después, de este modo los papás pueden comenzar a seguir las pautas que les hemos indicado en la valoración y tendremos más probabilidades de que el masaje sea efectivo. En caso de que los padres estén muy desesperados por el llanto y la falta de sueño o les sea imposible volver esa misma semana, se aplicaría el tratamiento el mismo día.